Actualidad del cine español

reportajes


Una breve familia

Por Antonio Méndez Esparza

28/09/2017 | Reportajes
Una breve familia

Hasta ahora, junto a mi cómplice en el envite, Pedro Hernández Santos, he hecho dos largometrajes (él ya lleva unos pocos más). Aquí y allá se estrenó en 2012, y tras un viaje largo, tanto para financiar como filmar y editar, tuvimos un encuentro hermoso con audiencias en multitud de festivales. Poder hacer esa película fue un regalo, y ahora hemos vuelto a encontrar la misma suerte.



Hasta ahora las películas que hemos hecho juntos han sido casi accidentes. Al menos para mí, en toda creación hay algo de fortuito, y quizás en mi caso tenga especial relevancia. Aquella película fue fruto de vivir en Estados Unidos en una ciudad extraña, cosmopolita, laberíntica, donde la lengua te une al emigrante ilegal de una manera quizás algo ficticia. Aquella película fue una acción continua de descubrir el mundo de su protagonista, Pedro, el mesero, el padre, el reponedor, el músico… el que dejó a su familia para poder ayudarles. Y descubrí un mundo que era incapaz de imaginar, de maestros entregados, de amor a su tierra, una familia de caricias alejadas, de palabras suaves, el día a día, y la incertidumbre del mañana. E intenté hacer al espectador cómplice de ese descubrimiento.

La vida y nada más es otro intento. El devenir de la vida me lleva a Florida a trabajar como profesor universitario. Una reciente paternidad me acompaña. Pasan un par de años y hacer otra película cada vez parece más lejano. Mis estudiantes, cada cuatro meses, hacen un corto. Entusiastas, se llevan de vez en cuando palos y caminan sin miedo. Escribí un relato, y corrí a encontrar y abrazar a los personajes. Fue una carrera larga, de fondo, tardamos año y medio en encontrar a los actores no profesionales. Cada etapa tiene una capa de descubrimiento, de sorpresa, de intimidad. De acercarte al retrato. Y quizás el inmenso casting fue el periodo de mayor deslumbramiento. 

Uno de los estudiantes, que me ayudó a hacer el reparto, me decía “ya solo hacer el casting es un descubrimiento”. Por esta razón este proceso era un acercamiento al mundo que perseguíamos, a las historias que queríamos conocer. Testimonios llenos de coraje, humildad, equivocaciones y esperanza. El proceso de casting hizo la película posible. Allí encontramos a todos los personajes.

Ya filmando, yo no les dirijo, más bien ellos me llevan de la mano. Me guían, enseñan, muestran y a veces se esconden. Si hago algo, es tratar de descubrirles si se esconden. Creo que la película solo es posible con ellos. Solo así puede transmitirse esa realidad que yo no conozco, y a la que ellos me deben invitar.

Los actores, en mi caso los no actores, son todo. Ellos hacen que el texto cobre vida. En mi caso, que el texto –que no es más que apenas un mapa– se convierta en una realidad certera.

 

 

 



Es una película de pequeño presupuesto, con un equipo pequeño, compuesto por parte de mi equipo anterior, gente con experiencia y gente nueva, en su mayoría estudiantes de la escuela. Fue una mezcla ecléctica, pero muy enriquecedora para todos. Una familia, breve, a la que le debo esta película. La película pareció imposible de acabar. El equipo está entregado a la película, pero a uno quizás siempre le parece poco. El día siguiente siempre es una preocupación, un miedo. El rodaje siempre me parece lo más hermoso, donde sueñas despierto, pero también donde todo se puede derrumbar en cualquier momento. 

Filmo como amateur. Mientras filmo esta nueva película intento mantener un diario. Creo que apenas escribí los dos primeros días. Enseguida el monstruo del día a día me devora, y temo plasmar pensamientos que luego parezcan absurdos. Tampoco tengo tiempo. En contadas ocasiones, releo un diario de Cocteau, escrito durante La bella y la bestia. Cocteau, maestro de maestros, comparte mis mismos miedos y frustraciones. 70 años nos separan, y los mismos sentimientos. Su sinceridad hace que venza mis miedos. Al menos un par de días.

Hay una anécdota curiosa que sucedió quizás la tercera semana de rodaje. Era un momento donde el peso de la producción comienza a sentirse, las rutinas están ya en marcha, y con ellas también el tedio y ciertas frustraciones. Los actores quizás olvidan el entusiasmo inicial y comienzan a desear el final de la aventura. En ese momento, donde yo empezaba a sentirme perdido, el DIT me intentaba animar en una noche donde afloraban ya dificultades. Y me dijo “Antonio, no te preocupes, todos los directores sufren, están nerviosos durante el rodaje. Gritan, se pelean, ¿acaso crees que Martin Scorsese no gritó, ni se puso nervioso durante Silencio? ¿Crees acaso que está con una taza de té hablando con sus actores, impecable con una tranquilidad pasmosa?”. Cuando uno filma, o al menos yo, pocas cosas del exterior traspasan el set, pero sí lo que se estrena, como si hubiera una conversación directa entre una película y otra. Scorcese acababa de estrenar Silencio. 

Ante su certeza, imaginé al maestro Scorsese gritando en medio de Japón, rompiendo libretas, y frustrado con sus actores. Me hizo sentir bien esa imagen. Fue un alivio imaginar a otro maestro en apuros.

Cuál fue mi sorpresa cuando, acabado el rodaje, vi Silencio, que me maravilló, y aún más un featurette donde Scorsese disfrutaba de un té, vestido impecable mientras conversaba amistosamente con su actor principal. Aún quedan muchas millas por remar.

Ahora estrenaremos en San Sebastián, en competición. Estamos acongojados, felices, radiantes y algo temerosos. Es un sueño. Tuvimos la suerte de estar con Aquí y allá en Horizontes Latinos, y ahora presentaremos la película en el Kursaal. Estamos ansiosos y deseando compartirla con el público. 



contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español