Actualidad del cine español

reportajes


La vuelta a casa

Por Sergio G. Sánchez

27/09/2017 | Reportajes
La vuelta a casa

Foto: ©Quim Vives

¿Dónde están mis páginas? Ese escueto mensaje firmado por Belén Atienza llegaba a mi correo cada tarde durante el mes de abril de 2014. Y es que toda esta aventura empezó en un viaje en tren en el que le lancé la idea para una película que había empezado a rondarme la cabeza. A Belén le entusiasmó y me pidió que me lanzase a escribir tres páginas al día. Y así lo hice, empezando esa misma tarde, como si se tratase de una novela por entregas. Confío muchísimo en Belén y desde que la conozco ha sido la primera persona en escuchar o leer cada idea que me asalta la cabeza. 



Llevábamos mucho tiempo buscando una historia para mi primera película como director. Exploramos varias opciones, pero todas terminaban truncándose. Algunas eran demasiado ambiciosas, otras no lo suficiente. Necesitábamos algo de la dimensión perfecta y lo encontramos con este ejercicio. Prácticamente sin darme cuenta, en horas robadas a otros proyectos, nació el primer guión de El secreto de Marrowbone. Una historia de suspense de aliento clásico, casi una pieza de cámara para cinco personajes en una única localización. 


Tan pronto como tuvimos el guión suficientemente depurado, se lo enviamos a Ghislain Barrois y Álvaro Augustin de Telecinco Cinema, que llevaban tanto tiempo como Belén pinchándome para dirigir, y se sumaron entusiasmados. Y mi otro pilar fundamental, Sandra Hermida, se puso manos a la obra para activar el proyecto. Llevaba muchos años esperando esta oportunidad, y recuerdo que en una de las primeras conversaciones que tuve con Sandra, ya con la certeza de que el proyecto saldría adelante, le dije que tan importante como hacer una buena película era conseguir que el propio rodaje fuese una experiencia que todos pudiésemos disfrutar. Quería que todo el equipo sintiese la película como algo especial y que compartiesen mi entusiasmo y entrega. Y Sandra, que es una experta en formar familias, me regaló un equipo de profesionales de ensueño para arroparme en el rodaje.


Encerrados en Asturias durante un verano, vivimos en una burbuja, aislados como los personajes de la película, fabricando nuestro propio mundo a base de trabajo, ilusión y cariño, una familia dispuesta a todo para proteger lo que tanto nos importaba. Y como cabezas visibles de esa familia, contamos con un elenco de jóvenes actores británicos totalmente entregados a la historia. Recuerdo un día en que Mia Goth se metió tanto en una escena que terminó por hacerse sangre. Cuando acabó la toma me fui corriendo a su lado, preocupado, pero ella estaba con una sonrisa de oreja a oreja. ¡No importa, no importa! – me dijo– esto solo es un momento, pero la película es para siempre. Y es que reímos, lloramos, sangramos y disfrutamos mucho haciendo esta película. Y cuando algo se hace con tanto cariño, ha de notarse forzosamente en el resultado.

Para mí ha sido como una vuelta a los inicios, un regreso al hogar. Por volver a dirigir, por rodar en mi tierra, por hacerlo con compañeros con los que di mis primeros pasos: Jota, Belén, Sandra. Curiosamente, mi primer cortometraje como director se estrenó en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián hace muchos años, cuando José Luis Rebordinos era su director. De alguna manera, siento que estrenar ahora mi primer largometraje en el Festival de San Sebastián también es como una vuelta a casa, como si retomase mi camino como director en el mismo punto en el que lo había dejado, tras un largo paréntesis como guionista. No puedo estar más ilusionado y me muero de ganas de compartir la película con el público. 


 Foto: Quim Vives



contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español