Actualidad del cine español

reportajes


Tres cortos y un largo españoles en la 'caja de sorpresas' de Donosti

Las chicas de Pasaik, Mikel Rueda, Chema García Ibarra y Koldo Almandoz plantean historias de intriga, ternura, investigación, terror e incluso humor y ciencia ficción

23/09/2016 | Reportajes
Tres cortos y un largo españoles en la 'caja de sorpresas' de Donosti

Foto: Arriba: Las chicas del Pasaik y Chema García Ibarra (©Óscar Fernández Orengo). Abajo: Koldo Almandoz y Mikel Rueda

Zabaltegui-Tabakalera es la 'caja de sorpresas' de San Sebastián. De ella pueden salir cortos, mediometrajes o largometrajes, documentales, ficción, comedia, biografías, terror… Es la sección más libre y dinámica del festival, “abierta a las propuestas cinematográficas más variadas, sorprendentes y apetecibles del año, en la que no existen normas formales ni limitaciones temáticas”. Y este año es por primera vez competitiva. Koldo Almandoz, María Elorza, Maider Fernández, Chema García Ibarra y Mikel Rueda firman las “sorpresas” españolas de Zabaltegui-Tabakalera: un largo y tres cortos con propuestas muy diferentes que generan en el espectador sensaciones también muy diferentes (intriga, miedo, emoción, ternura e incluso toques de humor).


Por Mónica Tourón



Todos ellos sienten como un “privilegio” haber sido seleccionados y coinciden en que, más que un “trampolín”, San Sebastián es “un escaparate”. Koldo Almandoz explica que “da visibilidad a producciones que de otra forma no se mostrarían. Secciones como Zabaltegui-Tabakalera ofrecen oportunidad a otro tipo de cine”. Mikel Rueda tiene claro que, “de cara al público, es la pompa del cine, y está bien que así sea. Pero realmente es un lugar de trabajo, un espacio para darse a conocer en la industria, que es para lo que sirve un festival, para comprar, vender y que la industria se mueva”. María Elorza y Maider Fernández (unidas profesionalmente como Las chicas de Pasaik) matizan un poco esta concepción de “escaparate”, ya que, “aunque indudablemente lo es, en nuestro caso es más un trampolín pues nuestra forma de trabajar es un poco amateur y el circuito en el que se mueven nuestros trabajos no tiene mucha visibilidad”. Chema García Ibarra, sin embargo, se manifiesta con más ambigüedad: " Mi experiencia con otros festivales es que la película se coloca en una posición muy visible que puede despertar cierto interés y curiosidad en programadores de otros certámenes, lo cual facilita mucho la distribución del cortometraje. ¿Hay un punto intermedio entre un trampolín y un escaparate? ¿El escaparate de una tienda de trampolines? ¿Hay tiendas que sólo vendan trampolines?"

 

 
©Gure hormek


Vivencias cotidianas 

Almandoz y Rueda ya han participado en anteriores ediciones del Festival, pero para María Elorza y Maider Fernández es su primera vez, y debutan este año con el corto Gure hormek (Nuestras paredes). Ambas valoran positivamente que en esta edición Zabaltegui-Tabakalera sea una sección a concurso. “Es un apartado muy heterodoxo, está planteada de otra forma, y es muy interesante que convivan distintos formatos… Se busca impactar. Al ser una sección competitiva la repercusión será diferente y eso es bueno”.


Su corto formó parte de Hormek diote (Paredes que hablan), proyecto organizado por San Sebastián 2016 y que pretendía utilizar las paredes como medio para transmitir el valor de la convivencia. “Nosotras nos lo planteamos en un sentido menos literal. Tratamos las dos caras de la pared, la exterior y la interior. El muralismo permanece en un espacio público y nos interesaba ligar ese espacio público con nuestras vivencias en el interior, la cotidianidad, la familia…”, explica María Elorza.
 

 Al definir Gure  hormek como “un retrato del mundo femenino a través de nuestras paredes”, algunos pudieran pensar que se trata de un corto reivindicativo, pero sus autoras aseguran que nada más lejos de su intención. “La mayoría de las producciones están hechas por hombres y llenas de referencias del mundo masculino; Gure hormek no trata de reivindicar el mundo femenino, sino simplemente usar nuestras referencias del mundo femenino, ligadas al humor, sin darle un tono solemne”.


Según Maider Fernández, “el espacio público es más masculino y el hogar es más de las mujeres, y Gure hormek es un homenaje a nuestras mujeres, un retrato de las mujeres que nos rodean, de distintas generaciones, que nos ayuda a mostrar lo que está cambiando y lo que no cambia”. 

 

©Caminan


'Prueba' para un largo

Igual que Las chicas de Pasaik, Mikel Rueda compite en Zabaltegui-Tabakalera con un corto: Caminan. Protagonizado por Maribel Verdú y Germán Alcarazu, relata el encuentro de dos personas en un lugar desierto de Bilbao, un polígono solitario… Envuelto en un tono de intriga, y tratando de confundir y despistar al espectador, Caminan “habla de la búsqueda personal; de dos personas perdidas cada una en su momento generacional, pero que un hecho inesperado une y empiezan a caminar juntas… Busca generar ambigüedad, no saber a qué atenerte y provocar distintas ideas en el espectador, colocarlo en la situación incómoda de imaginar distintas cosas”. Rueda explica que es como ver a la gente pasear por la calle y tratar de imaginarse cómo serán sus vidas. “El personaje del policía es un poco esa figura que trata de ver si ambos son madre e hijo o qué son”.
 

Caminan es el germen del próximo largometraje de Mikel Rueda. “Me encargaron un corto para 'Bilbao-Bizcaia. Exterior día', película en la que intervienen distintos directores con producciones rodadas en Bilbao. Entonces tenía en mente un nuevo proyecto y probé a hacer un corto para testar así el que será mi próximo largometraje”. Caminan estará en la mitad del largo, se situará en el centro de la película; “me interesa el previo y el post a este encuentro ambiguo, raro y misterioso. En el corto he podido probar texturas, colores, lenguajes…”, comenta su creador.
 

Además del largo al que dará pie Caminan, y que tiene previsto comenzar a rodar dentro de un año, Mikel Rueda tiene dos guiones para otros dos largometrajes, escritos y “esperando”, y una idea para un corto, “que quizá sea la que desarrolle antes, porque las necesidades son más fáciles de asumir”.

 

 
©La disco resplandece


Turquía y Armenia

Igual que Caminan, el tercer corto español de Zabaltegui-Tabakalera, La disco resplandece, forma parte de un largometraje en el que intervienen varios directores. Su creador, Chema García Ibarra, explica que " es un cortometraje de 12 minutos que forma parte del largometraje colectivo In The Same Garden, una producción turca en la que 10 directores de todo el mundo realizan una pieza con la misma temática: las relaciones entre Turquía y Armenia".
 

La disco resplandece es una ficción con estilo documental sobre un grupo de cinco amigos, todos en torno a los veinte años, que viven en el sur de la provincia de Alicante y tienen ganas de divertirse. La idea de este cortometraje surge, en palabras de García Ibarra, " del paisaje que veo por la ventanilla cada vez que subo al cercanías Elche-Murcia, algo que debo hacer unas cincuenta veces al año; hay una montaña, la sierra de Callosa, que tiene varios pueblos a sus pies y reluce de una forma especialmente cósmica a media tarde. Todo empezó con la necesidad de rodar esa montaña a esa hora".
 

Aunque Chema García Ibarra se "estrena" este año en San Sebastián, su trayectoria en festivales internacionales es amplia y exitosa, con presencia en Cannes, Sundance, la Berlinale o Chicago Film Festival, entre otros: " Hace tiempo que me tomo los festivales como una excursión divertida, pasar días con amigos, sumergirme en la gastronomía local… ¡Voy a San Sebastián con ganas de todo eso y de ver “Le Trou” de Becker en pantalla grande!".

 


©Sipo phantasma 


Cruceros y vampiros

Embarcarse en un viaje por el Mediterráneo para observar la vida en un crucero y descubrir que, por la noche, las cubiertas exteriores están desiertas llevó a Koldo Almandoz a convertir lo que en principio era un documental “más observacional” sobre los cruceros en “una mezcla de muchas cosas que conforman una historia, una historia sustentada en distintas historias”. Esto es Sipo panthasma (Barco fantasma), el largometraje documental con el que el realizador vasco compite en Zabaltegui-Tabakalera, y en el que además de la vida en un crucero hay vampiros, naufragios, traiciones y amor.
 

“Esta película ha cambiado mi imagen de los cruceros", explica Almandoz, "porque muchos hemos mirado esta opción de vacaciones con un poco de desdén, pero una vez allí te das cuenta de que hay miles de personas que se lo pasan bien, disfrutan y son felices. Esa es su opción de ocio. A lo mejor también hay quien se extraña de que, por ejemplo, yo disfrute yendo a festivales de cortos… Aprendí una lección”. Lo que sí llamó la atención del cineasta es que “me dio la impresión de que por la noche el barco parecía un barco fantasma: las luces, la escenografía de las cubiertas desiertas, solitarias … Nadie disfrutaba la experiencia de la navegación, y empecé a rodar sin saber en qué iban a terminar esas imágenes”.
 

La imaginación ideó la figura de un vampiro que vivía eternamente en un barco, y Koldo Almandoz comenzó así un apasionante trabajo de investigación y documentación. “Leyendo a Bram Stoker descubrí a su esposa, Florence Balcombe, quien había sido novia de Oscar Wilde, y que sufrió un naufragio, episodio real que inspiró al escritor. Recordé que en Nosferatu se muestra la navegación de una goleta… Fui hilando hechos y así llegué, por ejemplo, a las películas tintadas, descubrí cosas que me fueron fascinando y surgieron casualidades increíbles, como una secuencia que tuvimos que añadir cuando ya habíamos terminado la película al enterarnos de que la tumba de Murnau había sido profanada…”.
 

La película comienza con imágenes reales del embarque de pasajeros en un crucero y a partir de ahí va alternando historias que muestran al espectador desde cómo surgieron los primeros cruceros de pasajeros al litigo entre el Drácula de Bram Stoker y el Nosferatu de F.W. Murnau. Para Koldo Almandoz, “Sipo phantasma es un documental de ensayo, un documental experimental, no es un documental al uso, pero todo lo que puede verse es real”.



contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español