Actualidad del cine español

reportajes


Mujeres con mucho 'ánimo'

El cine de animación también es cosa de mujeres. La revista 'ACADEMIA' recoge el testimonio de cinco féminas a favor de la igualdad, que con sus trabajos promueven la diversidad.

18/05/2016 | Reportajes
Mujeres con mucho 'ánimo'

Talento, creatividad, fuerza, energía, calidad, espíritu de superación, capacidad de lucha… son los términos que más repiten estas cinco profesionales a la hora de valorar la animación española, en la que echan en falta una inversión a largo plazo en escuelas y el respaldo a proyectos de autor; vías de financiación adecuadas a los altos presupuestos del sector y más atención y apoyo por parte de la Administración, las televisiones y distribuidoras.
 

La presencia de mujeres en todos los departamentos involucrados en la producción de películas de animación –color, iluminación, modelado, compositing… crece. Hay más mujeres en los estudios de animación, los rodajes y en las escuelas que imparten esta técnica, circunstancia muy alejada a la de hace cinco décadas, cuando eran las que habitualmente solo se ocupaban de hacer el color. Pero el porcentaje de mujeres en los puestos artísticos sigue siendo minoritario, y en las posiciones técnicas es prácticamente inexistente. En la animación independiente, tanto en largos como en cortos, hay mujeres que ocupan puestos de responsabilidad, pero se cuentan con los dedos de una mano las que dan el salto a la animación comercial. “Creo que soy la única mujer que ha dirigido y dirige películas de animación en España”, indica Maite Ruiz de Austri, una de las pioneras de la animación española, para la que el hecho de que cértamenes como ANIMAC y Annecy en sus últimas ediciones hayan puesto el foco en las ‘invisibles’ es un paso, “pero el hecho de que tengan que hacer secciones con películas de mujeres indica una discriminación”, valora. Como la guionista y directora Ruiz de Austri, las productoras Chelo Loureiro y Nathalie Martínez, y las cineastas Isabel Herguera y Rocío Álvarez están cumpliendo sus sueños en el fantástico mundo de la animación, un universo en el que han sacado adelante proyectos que ya no son solo para niños.


Por Chusa L. Monjas






Sin distinción | Rocío Álvarez


“No he sentido ninguna discriminación por el hecho de ser mujer. En este sector, las nuevas generaciones serán bastantes igualitarias”, señala Rocío Álvarez, que inició su carrera en Francia y Bruselas, donde reside y está realizando Simbiosis carnal, cortometraje de corte erótico y experimental. “Hay trabajos muy bien animados y acabados, pero con un guión muy pobre, como si solo fuera una excusa para practicar la técnica. Hay que trabajar más en el contenido para sorprender al público”.
 

Fascinada por las artes gráficas, estudió Bellas Artes y, aunque le gustaban las películas de animación clásica, su motivación por este cine fueron los cortometrajes de autor, “el hecho de poder animar con un estilo gráfico personal y de crear belleza al tiempo que también puedes contar una historia”.
 

En 2008 asistió como espectadora al Festival ANIMAC, en Lleida, donde la escuela La Poudrière presentó una selección de cortos “que me entusiasmaron tanto que presenté mi candidatura y fui seleccionada”. En este centro se formó en realización de cine de animación, y el corto que hizo de graduación fue seleccionado para el premio Cartoon d’Or.
 

Inspirada por Joanna Quinn y Michaela Paulatova, entre otras autoras, y por una corriente de cine de animación con un punto erótico hecho por mujeres, Álvarez tiene proyectos de series de animación en desarrollo.

 





La naturaleza del autor | Isabel Herguera

 

Un amigo que le enseñó cómo funcionaba una cámara Bolex tiene la “culpa” de que Isabel Herguera se dedique a la animación. En su estudio conseva aquella antigua Bolex Herguera, que trabajó en varios estudios en Los Ángeles, dirigió ANIMAC e imparte clases dentro y fuera de España. A su último taller de animación experimental asistieron “nueve mujeres y un solo hombre”.
 

Arena, pintura, recortable o tiza son algunas de las técnicas que utiliza la directora, guionista y productora de Sailor’s Crave, Bajo la almohada y La gallina ciega, que estuvo nominada a los Goya en 2006. “La animación es una técnica tan ligada al instinto y a la emoción que seguramente siempre refleja la naturaleza del autor”.
 

Piensa Helguera que la edad de oro de la animación española “está por llegar. Necesitamos coraje, honestidad, más belleza…”, y que hay más mujeres que hombres en la animación independiente “porque por su carácter de autor no es popular. En este tipo de trabajos, normalmente de carácter social, existe una gran libertad en el lenguaje y una vez que la mujer conquista esa libertad ¿qué sentido tendría adaptarse a unos modelos predeterminados de belleza o narración, principalmente masculinos, que no se comparten y que representan a la industria de la animación que conocemos?”. 

 

 


 

Un conjunto de miradas | Chelo Loureiro

 

Chelo Loureiro se autodefine como “una muy pequeña productora” que respalda películas “muy artísticas”, realizadas con muchas técnicas y con las que puede contar una historia de cualquier género.
 

La productora gallega tiene claro que a las féminas les cuesta más tener un espacio en el cine de animación que en el tradicional “porque todavía se produce poco. Un corto de ficción de cinco minutos puede rodarse en un día, mientras que una animación de cinco minutos requiere como mínimo un mes de trabajo para un pequeño equipo”.
 

La productora de La tropa de trapo en la selva del arcoiris y O Xigante entiende que ahora hay que pelear “porque la presencia femenina en puestos de dirección sea equitativa, como ya lo está siendo en dirección de producción, donde contamos con grandes expertas. Hay muchísimas directoras en el mundo del cortometraje; espero que, poco a poco, sean llamadas desde la industria para dirigir largos porque hasta ahora son muy pocas las que consiguen traspasar ese techo de cristal”.
 

En su opinión, el incremento de producciones independientes hechas por mujeres todavía no ha cambiado la industria. “El salto que debe dar es contratar a estas grandes profesionales que ya han demostrado sus capacidades. Espero ser testigo de sus éxitos también de taquilla, porque en cuanto a calidad ya lo han demostrado”.
 

Loureiro llegó al cine “por una casualidad” y en la animación vio la posibilidad de ver nacer un personaje desde la nada. “Ver cómo ese personaje tiene una mirada y una personalidad original que lo define y diferencia del resto es tan difícil como emocionante. Y esto solo es posible si quien lo crea es un artista”.
 

Ayudar a que estos artistas puedan crear “la mejor obra coral” es el trabajo de la productora gallega, quien subraya que los personajes femeninos creados por un hombre “nunca serán igual a los creados por una mujer. Tampoco los masculinos creados por una mujer serán iguales a los que cree un hombre. Es necesario que contemos con todas las miradas porque nos enriquece a todos”.

 

 


Contra la inercia y el desinterés | Maite Ruiz de Austri

 

Ha pasado de hacer largometrajes de dibujos animados, dando y haciendo la pintura a mano “y secándola con un secador de pelo”, a utilizar casi en exclusiva el ordenador y software de animación en 3D. Maite Ruiz de Austri, que estudió Magisterio y descubrió en la animación “una fantástica herramienta para poder educar sin aburrir”, ha conocido a “magníficas” animadoras a lo largo de su carrera, “pero el porcentaje respecto a los animadores siempre ha sido muy pequeño. En el cine de imagen real, la Administración ha tomado medidas como subvencionar la composición paritaria de hombres y mujeres en los jefes de equipo, para promocionar la incorporación de mujeres a puestos de responsabilidad”. Una medida que no se puede aplicar a las películas de animación “porque en el formulario oficial donde hay que solicitarlo no contempla otros equipos técnicos y artísticos que los que se utilizan en una película de imagen real y ninguno específico de la animación. Las mujeres tenemos que luchar contra la inercia y sobre todo contra el desinterés”, señala la autora de El regreso del viento del norte y ¡Qué vecinos tan animales!, que se alzaron con el Goya a la Mejor Película de Animación.
 

La también directora y guionista de El extraordinario viaje de Lucius Dumb predica con el ejemplo y en la mayoría de sus historias la protagonista es una mujer. “Soy mujer, pero soy yo, una persona diferente a la de al lado aunque esta también sea una mujer”, apunta.
 

 


 

Un sector que ha sabido adaptarse | Nathalie Martínez

 

Copropietaria de Blue Dream Studios Spain, la productora Nathalie Martínez repasa las últimas películas de animación de mayor repercusión con protagonistas femeninas, “y la mayoría son historias de mujeres dirigidas por hombres, con alguna excepción como Brave, que tiene una codirectora. Hay que seguir empujando para una mayor visibilización de la mujer en puestos creativos decisivos, sea para contar historias de mujeres… o no”, indica.
 

Inmersa en el macroproyecto de animación Animal Crackers, recuerda que no hace muchos años era “anécdotico” ver a mujeres en cargos decisivos en este cine. “No es que lo hayamos tenido más fácil, pero creo que el cine ha sabido adaptarse más rápidamente que otros sectores a la entrada de la mujer en el mercado laboral y ha sabido ver la oportunidad de aprovechar todo lo que las mujeres aportamos al cine con nuestro punto de vista distintivo”.
 

Entregada a la animación “por ser capaz de imaginar universos inexistentes con personajes asombrosos y darles vida de cero a cien”, Martínez expone que en el cine de animación 3D la existencia de mujeres “viene aparejada a la formación técnica y la experiencia, por lo que la asimilación hacia la paridad se está produciendo de forma mucho más lenta y progresiva, pero la tendencia es al alza”.
 

La productora valenciana reconoce que, en un estudio de animación 3D como el suyo, la carencia de mujeres en puestos de responsabilidad “es todavía muy palpable por la tardía incorporación de las mujeres a este sector más relacionado con las nuevas tecnologías, a cuya formación las mujeres se han incorporado mucho más tarde que sus colegas hombres”.



contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español