Actualidad del cine español

libros,
DVD Y BSO

Pascal Gaigne más allá de las palabras
  • Foto: ©Alberto Ortega

Pascal Gaigne más allá de las palabras


Por Jonay Armas

Reivindica el trabajo del premiado compositor de la música de Handia

El reconocido trabajo de Pascal Gaigne para Handia, la película del tándem creativo Jon Garaño-Aitor Arregi, premiado además por la Academia, viene a poner de nuevo en primer plano a una importante voz de la música para el cine en el panorama español. El compositor, habitual colaborador de realizadores como Daniel Sánchez Arévalo o de los autores de la mencionada Handia, ha tratado de penetrar en las profundidades de una historia situada en Guipúzcoa en un salto de más de cien años atrás en el tiempo. La música intenta aglutinar el componente emocional del relato al que acompaña, la esencia de un tiempo perdido al mismo tiempo que un cierto misticismo propio de las fábulas que perviven en el imaginario de aquella región. 

Con la cuerda como principal aliado, habitual recurso estilístico del autor, y una plantilla orquestal limitada y cuidada hasta el extremo para poder respetar el espíritu contenido de la película, la banda sonora de Handia despliega su aliento poético a través de la creación de una atmósfera emotiva y muy personal en la que resulta inevitable reconocer la mano del compositor. El trabajo musical acompaña a la película, permitiendo que esta respire sin perder nunca una marcada faceta afectiva: la banda sonora está fuertemente apegada al personaje principal y a su continua sensación de indefensión ante lo que ocurre a su alrededor. Pero la música nunca se impone como protagonista, contribuye a generar el clima de melancolía que respira el filme, pero proponiendo también espacios para que sea la palabra y el gesto los que conduzcan la historia concebida por Jon Garaño, Aitor Arregi, además de José Mari Goenaga en el guión.
 

Su productora Moriarti se ha convertido con el tiempo en una de las más personales y jóvenes voces del cine español, haciendo gala de una fuerte identidad propia, cosa que también ocurría más de una década atrás cuando Daniel Sánchez Arévalo irrumpía con su largometraje Azul oscuro casi negro (2006) y se alzaba como uno de los más prometedores autores del panorama cinematográfico. La colaboración del compositor con estos y otros autores durante estos últimos doce años desde aquel filme ha convertido a Pascal Gaigne en un músico fundamental con el que entender una cierta época del cine en el país, un período lleno de energía creativa y de cineastas emergentes a los que el compositor ha acompañado a través de sus capacidades narrativas. Si bien Loreak (Jon Garaño, José Mari Goenaga) suponía un punto de inflexión, al mismo tiempo que una forma de refinar las formas expresivas anunciadas desde el trabajo musical en Azuloscurocasinegro, Pascal Gaigne ha mostrado su versatilidad en los últimos tiempos, ofreciendo trabajos tan dispares en estilo y forma como las bandas sonoras de El olivo (Iciar Bollain), Errementari (Paul Urkijo Alijo) o Plan de fuga (Iñaki Dorronsoro). Desde la sencillez creativa de El olivo hasta el aliento épico de Errementari, pasando por aquella citada contención emocional de Handia, Gaigne es un compositor que ha demostrado su continua capacidad para reinventarse. 



volver

últimas publicaciones

ver todo

Rafael Azcona: el guionista como creador

Julia Sabina Gutiérrez

 

Rafael Azcona: el guionista como creador
10/07/2018 | LIBROS

contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español