Actualidad del cine español

libros,
DVD Y BSO

Un esperado regreso
  • Ángel Illarramendi 

Un esperado regreso


Entrevista a Ángel Illarramendi que pone música a la última película de Helena Taberna, Acantilado

Tras la sensible partitura compuesta en 2012 para el drama costumbrista Baztan, Ángel Illarramendi se ha pasado cuatro años apartado del ruido de los grandes estrenos para dedicarse, entre otros menesteres, al estreno de obras como la Novena sinfonía (2014) y la Obertura Zarautz (2002) o la publicación de un nuevo álbum en el prestigioso sello Sony Classical. Ahora vuelve a la carga de la mano de la navarra Helena Taberna para musicalizar su último largo de ficción, Acantilado
 

Por Miguel Ángel Ordóñez y David Rodríguez Cerdán

"En una época de mi vida he estado muy inmerso en el cine, pero nunca he dejado de componer para la sala de concierto. Venía siendo necesaria una mayor dedicación a la música sinfónica, y con el apoyo de mi editorial –en este caso ha sido decisivo el empuje de mi editor Javier Briongos– poco a poco vamos sacando mis obras adelante. Pero el cine está ahí, sigue siendo una parte importante de mi vida y no tengo ninguna intención de abandonarlo”, explica.
 

Al preguntarle por su cuarta colaboración con Taberna, tras Yoyes (2000), el documental Extranjeras (2005) y La buena nueva (2008), Illarramendi deja claro de entrada que 'la culpa' de su buen maridaje artístico con la cineasta hay que echársela a la música. “Helena Taberna ama la música; es hija del gran organista Luis Taberna y tenemos una gran complicidad. Ella siempre me propone hacer cosas nuevas, explorar nuevos caminos, jugar con total libertad y, claro, eso es muy enriquecedor”.


Una libertad de la que ha vuelto a gozar en este thriller sobre sectas y suicidios rituales basado en la novela de Lucía Etxebarría y protagonizado por Daniel Grao, Juana Acosta, Goya Toledo e Ingrid García-Jonsson. "La idea ha sido jugar con las texturas, abandonar en gran parte las líneas melódicas, creando atmósferas turbias, a veces asfixiantes. He trabajado la cuerda buscando distintos sonidos, matices y efectos”.


Un enfoque audaz que, en opinión del artista, es consustancial al medio, puesto que “cada película tiene su tempo y la música tiene que respirar con ese tempo. Cada compositor se explaya a su manera, pero también es bueno que quien te llama conozca tu trabajo y confíe en lo que vas a componer”.


La encantadora modestia de Illarramendi vuelve a asomar cuando se le pregunta por su Novena sinfonía, recientemente pareada con la Cuarta en su último álbum de concierto. “En cada nueva incursión quieres hacer algo distinto; para mí eso es lo divertido. En realidad, en este momento lo único que quiero es que la obra fluya bien. Jugar y que todo fluya”.


Algo que no parece tan fácil de conseguir cuando se compone para la pantalla, pero que en todo caso nuestro compositor asume como un desafío. “En el cine es distinto, te tienes que ceñir a una historia y a unas medidas, como también ocurre en la ópera. Me siento cómodo en ambos mundos; los dos se complementan bien y me resulta estimulante el cambio de uno a otro. La voz es la misma porque yo soy el mismo. Es la manera de andar de uno; tal vez es lo que se define como estilo y, si uno es sincero y pone el alma en lo que hace, ese estilo, esa manera de andar, queda patente”.


Una doble vida que el compositor guipuzcoano, a diferencia de predecesores tan preocupados por el asunto como Miklós Rózsa, lleva de maravilla. “En mi caso, los dos mundos han ido a la par. Ciertamente mis obras sinfónicas pertenecen a mi mundo más íntimo, pero las películas en las que he trabajado a lo largo de todos estos años han sido para mí una bendición. He evolucionado con ellas, he aprendido mucho y también he disfrutado mucho”, proclama asertivo.
 

Y lo que le queda. Porque recién compuesta una obra para el Coro Easo que se estrenará en agosto durante la Quincena Musical de San Sebastián, Illarramendi anuncia un concierto monográfico con la Sinfónica de Euskadi para 2017 y un nuevo flirteo con el mundo lírico, al que le apetece mucho regresar tras su ópera de cámara Zapatos de mujer (1999). Y es que, por si alguien todavía lo dudaba, en el equilibrio está la virtud.



volver

últimas publicaciones

ver todo

Rec. Una saga indomable

Jaume Balagueró, Paco Plaza

 

Rec. Una saga indomable
10/10/2017 | DVD

Ranas (Igelak)

Patxo Telleria

 

Ranas (Igelak)
10/10/2017 | DVD

contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español