Actualidad del cine español

entrevistas


"Es la primera vez que una película gallega está en vallas"

Entrevista a Ignacio Vilar director de A esmorga, una historia universal destilada en gallego 

04/05/2015

El cineasta Ignacio Vilar nos adentra en el universo que Eduardo Blanco Amor ideó hace más de medio siglo desde su exilio en Argentina recordando su Orense natal. Un drama cuyos protagonistas -Karra Elejalde, Miguel de Lira y Antonio Durán 'Morris'- nos trastadarán a una juerga, una esmorga, que sacará el lado más oscuro de su ser. Tras ser nominada a Mejor Guión Adaptado en los Goya® y haber arrasado en Galicia, con más de 60.000 espectadores, A esmorga llega el 8 de mayo a los cines. Por Jacyra Moreira Merino




¿Qué tiene A esmorga que ha calado tanto?

 

En  Galicia, como en muchos lugares, estamos divididos por partidos políticos, intereses… Necesitamos lugares comunes y los clásicos son lugares comunes. A esmorga, de Eduardo Blanco Amor es un clásico, un lugar común de todos los gallegos. Para mí es una de las grandes novelas de la literatura universal, tiene muchos elementos que hacen que de ella pueda salir una gran película.

 

¿Fue difícil conseguir la financiación?

 

Como productor vi que cada vez hay más problemas para financiar. Si vas con una historia que es de todos, todos quieren participar. Y acerté, pues nos apoyaron desde el PP, BNG, PSOE, las instituciones y, por primera vez, TVE compró los derechos de una película rodada en gallego.

 

 

Es su quinta película, la tercera que coescribe junto a Carlos Asorey, ¿cómo cambió la relación a la hora de escribir un guión original a una adaptación?

 

Cuando escribes un guión original tienes todo el mundo por delante, cuando tienes una adaptación estás más acotado. Quería ser fiel a la novela dentro de lo que permite ser fiel. La película es una interpretación mía de la novela, respetándola. En Galicia es una novela que lee todo el mundo, y todos coinciden en que fui fiel, aunque haya elementos míos.

 

La fotografía refleja el clima invernal, ¿cómo fue rodar con estos elementos tan adversos?

 

La novela transcurre un día de invierno en el que está lloviendo prácticamente todo el tiempo. Lo más difícil en cine es rodar en invierno, con diez horas diarias de lluvia, tuvimos ocho ciclogénesis. Estuvimos enfermos y con antibióticos, pero era fundamental para conseguir esa atmósfera. También queríamos lograr la verdad para llegar al espectador.

 

¿Hubo algo imposible de plasmar en la adaptación?

 

No, lo más difícil fue conseguir los actores y la relación entre ellos. Estuvimos 15 días encerrados en una residencia en la montaña y sólo nos dedicábamos 12 horas diarias a estudiar el guión, la novela y los personajes para llegar a la esencia. Y después, de alguna forma, cada uno hizo la película suya, eso era fundamental también. El cine es un trabajo colectivo, y cada uno puede aportar su elemento de creatividad.

 

El reparto ha sido muy alabado.

 

Estuve tres meses haciendo el casting. Entre cuatro o cinco horas diarias trabajando con ellos antes de elegirlos, porque era importante tanto el actor como la relación entre ellos. Vi a actores no sólo de Galicia, sino de más lugares, y al final opté por elegir a estos tres actores más maduros, aunque dudé entre tres más jóvenes. Me decidí por ellos porque les daba una dimensión que no le daban los de 30 y porque, aunque Blanco Amor sitúa la acción a principios del siglo XX, yo la sitúo a mediados de siglo.

 

 

¿Qué método utilizaron para hablar ebrios?

 

En esos 15 días estuvimos trabajando con un asesor de actores que hizo una tesis doctoral sobre cómo transmitir científicamente a un actor los grados de embriaguez en cada momento. Él les daba las claves y los intérpretes sabían que en grado 1 tenían que caminar de una forma, hablar de una forma, gesticular de una forma. Les daba el método para saber en qué grado estaban porque no rodamos secuencialmente, eso les dio una seguridad. Aunque están 24 horas borrachos en el filme no ves que están forzados.

 

 

¿Hubo margen para la improvisación?

 

Sí, rompí con todo con lo que había hecho hasta entonces. Es como si empezara otra vez desde párvulos, eso te produce una angustia… Los actores decían “¿mañana qué vamos a hacer?” yo respondía “tengo que dormir, ya lo veremos”. Los actores estaban desesperados, pero yo buscaba eso sino no puedes conseguir A esmorga.

 

En la postproducción involucró también a los actores.

 

Sí, cosa que tampoco se hace. Llamé a los actores en el segundo montaje, vieron la película y vi que les estaba llegando. Junto al montador les dije que cada uno dijera lo que no le había gustado, qué le sobraba, qué le faltaba a la historia. El montador apuntó todo y estuvimos probando una y otra vez lo que dijo cada uno. Y cuando la volvieron a ver muchas cosas que dijeron estaban ahí.

 

Fuera de Galicia se ha doblado la obra.

 

Yo fui el que hizo el doblaje con los actores originales en lugar de recurrir a otros profesionales. Incluí el acento gallego y nuestra forma de hablar sin tiempos compuestos. La persona que vaya a ver la película doblada va a sentir esa esencia. Trabajé un poco lo que hacía Valle-Inclán, que escribe en castellano y busca palabras que en el siglo XVII están entre gallego y castellano, que parece gallego pero es castellano.

 

 

¿Esperan los buenos resultados en el resto de España?


Es la primera vez que una película gallega está en vallas, lo que le da una dimensión a nuestro cine. Podemos competir con cualquier cinematografía. Tenemos un buen producto. Si conseguimos llegar el primer fin de semana, el boca a boca hará mucho.








otras entrevistas

ver todas

"Reírnos de lo que no tenemos que reírnos nos ha dado muy buenas películas"

Víctor García León opta por "la mala leche" en su tercera película, Selfie

21/06/2017

"Hay mucho talento femenino que no llega a crecer por impedimentos políticos"

Entrevista a Elena Martín, que estrena como directora y protagonista Júlia ist, un filme generacional sobre la liberación y la pérdida 

15/06/2017

contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español