Actualidad del cine español

entrevistas

Entrevista a Gil Parrondo

"No me cambiaría por nadie ni por nada"

El veterano creador de espacios ha sido reconocido con el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga

26/03/2014

© Marino Scandurra

Tiene sentido del color, de la arquitectura y, por supuesto, del encuadre. Creador de espacios, un talento que los americanos supieron ver antes, tal y como recordó José Luis Borau cuando le entregó la Medalla de Oro de la Academia de Cine, Gil Parrondo es un hombre feliz que no tiene edad porque cuando este conocido y reconocido director de arte  –“decorador, decorador”, insiste–, habla de cine, de las macroproducciones internacionales en las que participó y de las películas de Hollywood que le conducían a la fantasía, a mundos que no se atrevía ni a soñar, cuesta creer que dentro de dos meses celebrará su 93 cumpleaños. “Dentro de mis limitaciones, estoy muy contento con mi vida y mi salud”.

Por Chusa L. Monjas




Con una memoria envidiable –cuenta que en el mundillo se decía “si tienes una duda, pregunta a Gil”, sobre todo si la cuestión aludía a la cultura hollywoodiense–, el artista asturiano continúa investigando, y estudiando otras épocas y lugares. En activo y con la ilusión intacta en tres proyectos que le gustaría hacer, Gil Parrondo atesora premios. El último en incluir en su extensa lista es el Ricardo Franco, galardón que concede el Festival de Málaga y la Academia de Cine destinado a los técnicos, que recibirá en la edición número 17 del certamen andaluz. “Es una gran satisfacción que lleve el nombre de Ricardo Franco porque Los restos del naufragio y Pascual Duarte son dos joyas de nuestro cine”, indica este maestro que, una vez más, hace gala de una retentiva prodigiosa.

Gil Parrondo vive en el centro de Madrid. En la que es su casa desde hace cinco décadas y de la que sale  para lo que él llama “mis paseos repetitivos, por la mañana y por la tarde”, se respira tranquilidad. “Mi casa es excesiva, tengo muchos trastos por mi  veneración por las cosas, por los recuerdos”, comenta el decorador de cine mientras enseña sus estanterías repletas de libros; sus dos Oscar© –el primero fue por Patton, en 1970, y un año después por Nicolás y Alejandra–; sus cuatro goyas –Canción de cuna, You’re the One, Tiovivo c. 1950 y Ninette–; diplomas, dedicatorias, fotografías de Jean Harlow, Greta Garbo, Marlene Dietrich y Rita Hayworth, y una mesa “con historia”. Un tablero de nogal, de una sola pieza “donde empieza todo” que mira y toca con devoción.

De naturaleza nerviosa y sin descendientes que sigan sus pasos, Gil Parrondo no le pone pegas a nada, aunque no le gusta que en las entrevistas “pongan palabras que yo no utilizo. Nunca digo tacos, ni expresiones feas, desagradables”, advierte este veterano profesional que siempre ha trabajado “para hacer las películas lo mejor que sé. Los premios, si vienen, pues encantado porque todos me han emocionado y los he agradecido mucho”.

Tiene muy presente el primero que recibió. Fue por Jeromín, “historia en la que estaba Jaime Blanch, un gran actor que sigue trabajando. Fue emocionante. El primer Oscar© fue también muy importante, y también la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes que me entregaron los Reyes en el Museo del Prado, un templo al que iba de niño con mi padre, que me explicaba los cuadros. Lo que nunca pensé que tendría es una calle con mi nombre en Luarca, donde nací. La placa está en el lugar donde aprendí a andar”, explica.


‘La Divina’, Katherine Hepburn y Sara Montiel

Quería ser pintor y se educó en la Escuela de San Fernando, donde estudió  dibujo y arquitectura. “Siempre he dibujado, el lápiz es mágico”, pero se impuso el cine, las películas que le hacían olvidarse de la realidad y le llevaban a otros mundos. “El cine me sigue haciendo soñar, soy un gran espectador, aunque ahora voy menos a las salas”, manifiesta este creador que en 1939, en los estudios de Aranjuez, conoció al decorador alemán Sigfrid Bürmann. “Hicimos juntos muchas películas y obras de teatro. Fue mi universidad. Bürmann me enseñó a disfrutar en este oficio, nunca he sufrido trabajando. Yo no soy de dar consejos, pero no funciona querer estar en este mundo por lo que tiene de glamouroso. Hay que amar el cine porque hay que trabajar muchísimo”.

En los 75 años que lleva dedicado a su pasión no se ha arrepentido “ni un solo día” de lo que ha hecho. Su cariño al cine permanece intacto. “Me ofrecieron dirigir películas, pero soy feliz haciendo lo que hago, siempre me he divertido mucho y no me cambiaría por nadie ni por nada. Soy optimista, veo siempre la botella casi llena y he tenido suerte, no sólo profesionalmente, también por la familia que tengo”, manifiesta este artista que ha creado espacios para   ­George Cukor (Viajes con mi tía), Stanley Kubrick (Espartaco), Orson Welles (Mr. Arkadin), Anthony Mann (La caída del Imperio Romano, El Cid), Nicholas Ray (55 días en Pekín, Rey de reyes), David Lean (Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago), Richard Lester (El regreso de los mosqueteros, Robin y Marian), Robert Rossen (Alejandro Magno), Stanley Kramer (Orgullo y pasión), José Luis Garci (el director con el que más veces ha trabajado), Mario Camus, Antonio Mercero, Pilar Miró, Carlos Saura… ”No sé cuantas películas, 210, 215… Tengo una lista y cada vez que la repaso, crece. Me he relacionado con más de cien directores, y sólo con dos, un español y un americano, no me he entendido. Sus películas eran buenas, era una cuestión de carácter, de ­cómo se relacionaban con el equipo”.

¿Y con los actores? “Son lo mejor de la película, y si ellos están mal… Hay que creerse al personaje, de lo contrario, no vale”, afirma Parrondo, que entre sus estrellas favoritas cita a Greta Garbo,‘la divina’; Katherine Hepburn, “un milagro”; a Imperio Argentina y a Sara Montiel. “Era bellísima, con una voz, una personalidad...”.


Lápiz y papel

Elogia los Oscar© logrados por Penélope Cruz y Javier Bardem “porque los de interpretación son los que tiene un peso enorme” y no da importancia al hecho de haber sido, hasta que Almodóvar ganó el suyo por el guión de Hable con ella, el único español con dos premios de la Academia estadounidense. No recogió ninguno de los dos “porque estaba trabajando. Cuando me nominaron por tercera vez –Viajes con mi tía– tenía todo listo para ir.  Al final no pude porque tenía una película, y menos mal que no fui porque el premio fue para Cabaret, un filme maravilloso”.

Objeto de varios libros y del documental Gil Parrondo, desde mi ventana, a este decorador de cine que en un año participó en 12 películas no le falta empuje ni energía para acometer nuevos retos. Está esperando luz verde para el proyecto sobre la vida de Antonio Machado y 33 días, el filme que llevará la firma de Carlos Saura. “La energía está en los genes y en que me he cuidado mucho”, dice Parrondo, para quien la forma de poner un cuadro en la pared  “es importante”.

Ha participado en todo lo que le han ofrecido, y sólo ha dicho no “cuando estaba agobiado de trabajo o las propuestas eran de mal gusto”, apostilla el nonagenario decorador, a quien la búsqueda de los detalles le produce “un gran placer”. Tiene en Doctor Zhivago, donde convirtió el madrileño barrio de Canillas en Moscú, su película favorita, y en algunas de las escenas de El abuelo y Las adolescentes  sus decorados “perfectos”. Son las confesiones de este artista, para el que la tecnología le es “ajena. No estoy en contra  de los efectos digitales, es que no he encontrado ese camino”.  Lo suyo es crear lo imposible y viajar a cualquier lugar con un lápiz y un papel.








otras entrevistas

ver todas

Arantxa Echevarría: "Feministas somos todos, hay que ser activista"

Arantxa Echevarría:

Estrena Carmen y Lola el 7 de septiembre, tras su paso por la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes

05/09/2018

Zoe Berriatúa: "Mi relación con el cine es de amor-odio"

Zoe Berriatúa:

Reivindica a "los olvidados" del cine en su segunda película, En las estrellas

30/08/2018

contáctanos

C/ Zurbano, 3
28010 MADRID
Tel.: (+34) 915 934 333
Fax: 915 931 492
academia@academiadecine.com

Paseo de Colón, 6
08002 BARCELONA
Tel.: (+34) 933 196 010
Fax: 933 191 966
claraagusti@academiadecine.com

Prensa
Tel. : (+34) 915934333
Ext. 1
prensa@academiadecine.com.

Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies

Ademia de las Artes y las Ciencias del Cine español